En Body EvoluciÓN nos sumamos a la tendencia del Batch cooking

¿Quieres saber lo que es?

Un estilo de vida saludable no es un enigma tan complicado, probablemente ya practiques hábitos saludables en tu rutina diaria o los hayas practicado en alguna ocasión, quizás todavía los tengas en la lista de “cosas por hacer” y lo que no sabes es que esos pequeños hábitos junto con una buena fórmula te elevan un paso más cerca de tu objetivo saludable.

Nuestro Método Fit, unido al concepto de “Batch Cooking”, te permite retomar tus hábitos saludables y además seguir avanzando hacia tu propósito. Solo tienes que elegir un día a la semana para planificar y preparar tus comidas con antelación, en todo lo demás te ayudamos nosotros.

 

¿En qué consiste?

Planificar la semana en función a tu estilo de vida y horarios, buscando un día para la planificación y la preparación del planning semanal.

¿Qué día eliges? Las comidas planificadas deben cocinarse con antelación, para tenerlas disponibles y que sea más sencillo llevar la pauta el resto de la semana, sin pensar todos los días qué voy a comer.

¡Ya es hora de sacarle partido a todos los tupper que tienes por casa!

El día de planificación ponte en contacto con tu dietista-nutricionista para que te ayude a hacer una planificación adecuada, en función de tus necesidades.

Te ayudaremos también a entrenar tus habilidades para mejorar tu plan de acción (menús, herramientas, entrenamientos, consejos diarios, talleres…).

Además, nosotros te facilitamos un montón de recetas para llevar tu programa de forma flexible, con varias opciones, es decir, ¡alimentación sana a la carta!

Todas son recetas que pueden aguantar varios días en la nevera o congelador, ya que este es el principio del batch cooking: que esté todo listo para consumir y que además sea saludable.

 

Cinco ideas de recetas que puedes tener preparadas:

  1. Cremas de verduras: un primer plato ideal para que a nuestro menú no le falten nunca verduras, además existen infinidad de recetas. Aquí os dejamos una #recetaON deliciosa:

 

Crema de boniato y manzana.

Para preparar deliciosas cremas con verduras de temporada, hemos elegido la batata o boniato como ingrediente principal, se trata de un tubérculo con un ligero sabor dulce que hace de nuestras cremas o purés un placer en todos los sentidos. Totalmente recomendado como primer plato o para una cena ligera. ¡Descubre nuevos sabores!

 

Ingredientes: 1 cebolla mediana, 2 batatas, 2 zanahorias, 1 manzana pequeña, agua, sal y pimienta.

1º Se sofríe la cebolla con una cucharada de AOVE.

2º Añade las batatas y zanahorias, peladas, lavadas y cortadas en trozos.

3º Cubre con agua, añade sal al gusto, una pizca de pimienta negra y lleva a ebullición.

4º Cuece los alimentos durante 15-20 minutos.

5º Añade la manzana pelada y cortada en gajos pequeños.

6º Deja enfriar y tritúralo hasta obtener una crema suave.

 

  1. Guisos de legumbres: recomendamos tomar al menos dos veces por semana legumbres, por lo que es muy interesante tener preparados guisos que las incluyan como ingrediente principal. Esta es nuestra #recetaON con lentejas y verduras:

Lentejas a la jardinera.

En nuestra gastronomía tradicional podemos encontrarnos con numerosas recetas de lentejas, pero muchas de ellas llevan demasiada carne o embutidos, los cuales no se recomiendan en una alimentación saludable, pero ¿qué culpa tienen las lentejas? Compartimos con vosotros nuestra pasión por las legumbres y os dejamos una receta de lentejas a la jardinera, que como bien indica su nombre, están llenas.

 

1º Pela y pica los ajos, la cebolleta y pochar en una olla con un chorrito de aceite de oliva.Ingredientes: cebolla, ajo, zanahoria, puerro, pimientos rojo y verde, calabaza, tomate natural, lentejas pardinas (pueden ser cocidas o en crudo), un chorrito de AOVE, sal, comino, una hoja de laurel, pimentón dulce y pimienta.

2º Pela y peca el resto de verduras en daditos.

3º Incorpóralas al sofrito, añadiendo la sal, el comino, el pimentón y la pimienta.

4º Añade las lentejas y rehógalas.

5º Cúbrelas con agua y agrega la hoja de laurel.

6º Cocínalas en la olla a presión durante 10-15 minutos o de forma tradicional durante al menos 45 minutos.

 

  1. Carnes y pescado con salsas de verduras: esta es otra opción para tener preparada y tenerla disponible durante la semana, ya que generalmente las carnes y el pescado a la plancha son para comerlos recién cocinados, pero si hacemos una salsita de verduras, podremos tomarlo en cualquier momento. Mira esta receta, ¡qué delicia!

Pechuga de pollo con brócoli en salsa de curry

¡No digas que no te comes el mundo por llevar un estilo de vida saludable! Ese es uno de nuestros lemas.

 

Ingredientes: 500 g de pechuga de pollo, 250 g de leche de coco (o leche de almendras), 200 g de brocoli cortado en ramilletes finos (también puedes ponerle coliflor) 1 cebolla, 30 g de aceite de oliva, 1 cucharada de curry, 1 cucharadita de cúrcuma , 1 cucharadita de pimentón dulce, sal y pimienta.

1º Cocer el brocoli o hacerlo al vapor. Reservar.

2º Macerar las pechugas en un bol con el aceite y las especias. Remover y dejar reposar mínimo 30 minutos.

3º Cortamos la cebolla finamente y sofreímos en una cucharada de aceite de oliva.

4º Añadir el pollo macerado en trozos. Cocinar durante unos 10 minutos.

5º Se añade la leche de coco y cocinamos unos 5 minutos más.

6º Mezclar con el brocoli y ¡listo!

Se puede acompañar con una guarnición de arroz vaporizado, por ejemplo.

 

  1. Guarniciones: es ideal tener preparadas algunas guarniciones que pueden servir también como ingrediente de ensaladas. ¿A qué nos referimos? A tener disponible arroz, pasta, legumbres, quinoa cocida (integral mucho mejor). De esta forma, podremos completar nuestros menús en raciones adecuadas. Nuestra recomendación es que estos alimentos ricos en carbohidratos ocupen un 25% de nuestro plato o tupper. Os mostramos un ejemplo:

Ensalada de pasta de legumbres, sí ¡de legumbres!

Lo mejor de llevar un estilo de vida saludable es que hay muchas opciones y alimentos que no te arrepentirás de haber probado. Igual que te puedes encontrar un montón de productos espantosos, llenos de azúcar y grasas perjudiciales para la salud, también hay otras tantas alternativas para disfrutar de tu alimentación. Existe pasta alimenticia hecha de garbanzos, guisantes, lentejas… ¿Te animas?

Receta ensalada de pasta de legumbres: se cuece igual que la pasta de harina de trigo, pero sin duda el valor nutricional de este alimento es diferente, tiene más proteínas, fibra y menos hidratos de carbono y azúcares.

 

Ingredientes: pasta de legumbres, tomatitos cherry, brócoli cocido, aceitunas negras y una lata de atún al natural, semillas de sésamo. Aliño: 1 cucharada de AOVE, vinagre balsámico y un poco de sal.

Plato único, completo y muy nutritivo. ¿A qué estás esperando? Probar alimentos nuevos nos permite ampliar las opciones en una dieta sana y esta es sin duda una idea fantástica.

 

  1. Verduras al horno: tener preparadas un montón de verduritas lista para comer es una idea brillante para practicar el batch cooking, pues en casi cualquier menú quedan bien y nos permiten seguir nuestra regla nº1: frutas y verduras en todas las comidas.
Elige las verduras que más te gusten, mejor de temporada. Lávalas, córtalas al gusto y hornéalas durante 30 minutos a 150-180ºC. Puedes añadirles un chorrito de aceite de oliva virgen extra y un poquito de sal o especias.

También puedes hacerlas al vapor, cocidas o al wok.

 

¡Para gustos, las verduras!

 

Almudena Salvador Sardinero

Dietista-nutricionista y coach nutricional

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entrada anterior
¿Cómo llevar prendas fitness en tu maleta?
Entrada siguiente
Sabias que… Aprende a perder peso
Menú