Estilo de vida saludable modo ON

Nuestros estilos de vida actuales están manejados generalmente por las prisas, somos impulsivos y poco pacientes, queremos todo y ya.

Si no sabemos qué significa algo, por ejemplo: “serendipia”, pronto vamos al buscador y obtenemos la respuesta:

se trata de un descubrimiento inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta –.

Si no somos capaces de esperar una semana a ver el próximo capítulo de nuestra serie favorita, ¿cómo vamos a tener paciencia para bajar esos kilos que tanto tiempo hemos tardado en acumular?

Obviamente no es lo mismo, entonces, ¿resulta que no todo es tan bonito como pinta o mejor lo pintamos hasta que se vea bonito?

Seamos sinceros, lo mejor de cualquier camino y de cualquier objetivo es descubrir que lo que buscábamos está dentro de nosotros mismos y de la oportunidad de mejorar. El éxito se encuentra en cada paso y suspiro que te lleva hacia delante, incluso en los que retrocedes para poder observarte y cambiar de dirección.

Lo cierto es que poseemos gran cantidad de información y también desinformación, las redes sociales son un bombardeo de publicidad, estereotipos y revoluciones; trabajamos, estudiamos, viajamos y mantenemos una vida social muy activa; siempre tenemos algo que hacer, por lo que estamos cansados física y mentalmente, nuestras mentes están muy ocupadas y rápido corremos a decir “no tengo tiempo” aunque lo que necesitemos es salir a correr un poquito más rápido; por lo general, hemos recibido confort durante nuestra infancia y juventud, pero también hemos  vivimos situaciones disfuncionales donde los patrones familiares se encuentran distorsionados; apostamos por el amor, la felicidad, la espiritualidad y la búsqueda de nuestra propia identidad; le damos importancia a las relaciones, la aceptación social y a hacer amigos con tan solo un “Like”; nos preocupa nuestra independencia y el futuro; vemos la vida con seriedad, buscamos objetivos y el sentido de la cosas…

Este es nuestro día a día, nuestra realidad, donde cada vez buscamos más autonomía, pero carecemos de recursos y herramientas para normalizar las situaciones de estrés, ansiedad y gestión emocional.

Además, vivimos en una sociedad en la que vemos muchas contradicciones que se reflejan en nuestra vida, dando lugar a prejuicios, mitos y exigencias. Por tanto, a veces estamos enfadados, nos sentimos inútiles, pasivos, agresivos, deprimidos… Pero también somos críticos e inquietos, queremos respuestas a lo que está pasando, nos vemos capaces de todo, con aspiraciones positivas, somos luchadores, reivindicativos y comprometidos, con ganas de “comernos” el mundo…

Y, ante todo este enjambre, nos encontramos con la siguiente frase: tienes que llevar un estilo de vida saludable.

¿Qué? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Cómo? ¿Por qué? Y lo más importante: ¿Para qué?

Un estilo de vida saludable no es una dieta para el verano, no es apuntarse al gimnasio, no es contar calorías, no es comer “verde” o claras de huevo…

Un estilo de vida saludable es una actitud constante de amor propio y respeto a nuestra salud.

Dentro de este estilo de vida cada persona ha de ser capaz de elegir qué es lo que quiere o necesita, por lo que la educación tiene un papel fundamental y, en este caso, la educación física, nutricional y emocional.

¿Quieres ser vegano, runner, “crossfitero”, llevar una dieta detox, tomar jugos verdes o practicar cocina healthy?

Adelante, si esa es tu elección.

Pero llevar un estilo de vida saludable no es una moda, ni nada temporal. Se trata de unos principios básicos a los cuales tú puedes añadir lo que más te guste: ya sea no consumir alimentos animales, salir a correr todos los días, trabajar tu musculatura o llevar una alimentación libre de tóxicos.

Pero, ¿cuáles son estos Principios básicos del estilo de vida saludable?

 

De manera resumida, son tres:

  • Entrena tu ALIMENTACIÓN: para que esta sea equilibrada, variada, suficiente y adaptada a tus necesidades. Sé responsable con lo que compras, cocinas y consumes.
  • Entrena tu CUERPO: mantén una vida activa y realiza ejercicio físico de forma habitual. Cuida tu cuerpo por dentro y por fuera, porque solo tenemos uno.
  • Entrena tu MENTE: busca tu motivación, infórmate a través de buenos profesionales de la salud y trabaja la voluntad, pues la fuerza de voluntad no llega por arte de magia.

Ahora bien, estos son los principios básicos, en los que tenemos que poner toda nuestra atención, pero no hay que olvidar que vivimos rodeados de

otros factores que afectan directamente al control de nuestra vida, como lo son el bombardeo publicitario y la oferta excesiva de alimentos poco saludables (refrescos, fast food, snacks…), los desarreglos emocionales fruto de sentimientos como la culpabilidad, el culto al cuerpo y los estereotipos irreales, el ocio, la cultura gastronómica y los hábitos sociales que giran en torno a la mesa, el sedentarismo, el estrés… y un largo etcétera.

«La felicidad es proporcional al nivel de control que tienes sobre tu vida» y la búsqueda del bienestar es objetivo común de todas las personas, por lo que una herramienta fundamental para conseguir un estilo de vida saludable y bienestar es adquirir hábitos en nuestras vidas que seamos capaces de controlar, es decir, entrenar los principios básicos: alimentación, cuerpo y mente. Para que así, otras circunstancias no afecten tanto a ese nivel de bienestar personal.

Las prisas, las excusas, el “yo no puedo”, el miedo o la falta de confianza son motivos por los cuales nos encerramos ante el cambio que necesitamos para aprender a disfrutar de nuestra vida y mejorar su calidad. Un estilo de vida sano es para todos, quizás necesites más o menos tiempo, una mano amiga que te apoye, un truco o un consejo que se te pueda escapar, pero echa un vistazo atrás y mira cuantas cosas has conseguido, ¿por qué no una más?

«Sé el cambio que quieres ver en el mundo» dijo Gandhi y es ahí donde empieza el verdadero cambio, en tu propio estilo de vida, en ser consciente de por qué y para qué tiene que ser saludable.

 

Almudena Salvador Sardinero

Dietista-nutricionista y coach nutricional

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entrada anterior
Sabias que… Aprende a perder peso
Entrada siguiente
Sabias que… Entrena mucho y no conseguirás nada
Menú