¡Súper Mamis! Consejos Entrenamiento Postparto

¡Y es que estoy en una edad que solo veo Babys y Súper Mamis por todos lados!

¡Hola a todos! ¿Qué tal? Hoy tenemos un post dedicado especialmente a nuestras Súper Mamis que tras 9 meses de maratón hacía seguramente uno de los momentos más bonito de sus vidas (Ojalá fuese Mami por un segundo para poder sentirlo), comienzan otro camino intenso hacia su recuperación y salud.

Por suerte, dentro de mi profesión he podido especializarme en el entrenamiento en embarazadas y postparto, y disfrutar de la pasión, energía, miedos y sobre todo el amor que este grupo de personas desprende… Cuando dio a luz mi primera Mami estuve hasta nervioso, ¡deseando de que llegarán noticias al móvil! Posteriormente los entrenamientos con el bebé, atendiendo a sus características, sus hábitos etc… Me encanta mi trabajo y me siento muy afortunado de poder ser parte de la felicidad de las personas.

Cuando hablamos de Súper Mamis, no es una forma de expresarse, es que verdaderamente lo son. Ha pasado un tornado por la casa que lo ha cambiado todo de sitio, y ahora les toca ser ¡¡SuperHERO!!

Y es que Mamis, la casuística que nos encontramos es muy diferente a la vida que teníamos anteriormente.

 

ATENCIÓN: ANTES DE LEERLO PROMETERME QUE NO SE VAN A QUITAR LAS GANAS DE TENER NIÑOS.

 

  • Cambios Sociales: nos encontramos una nueva vida programada entorno al bebé donde las salidas con los amigos, las relaciones familiares, los acontecimientos, los hobbies, etc quedan un poquito más en segundo plano o por lo menos se hace más complicado seguir con el ritmo de vida que teníamos.

Cambios físicos: Tras el parto, nos asusta que no volvamos a tener nuestro físico anterior, nos asusta esos kilitos que hemos cogido durante el embarazo. Además, estos cambios físicos, puede ir asociado a dolores de espalda o con algún tipo de patología relacionada con nuestro abdomen, con nuestro suelo pélvico, sistema respiratorio, etc.

  • Cambios en la pareja: Tanto por los cambios de vida como por los cambios físicos (relacionado con algún tipo de alteración en nervio pudendo) puede verse afectado en la relación, ya sea en su vida social como en los momentos más íntimos de la pareja.
  • Cambios económicos: Que decir del pan que nos trae un niño debajo del brazo… El incremento de costes es considerable y las prioridades a la hora de decidir en qué invierto mi dinero también.
  • Otros posibles cambios: Cansancio, falta de sueño tanto la calidad como la cantidad, incontinencia urinaria, cambio del ritmo de vida, relaciones familiares, etc.

Pero… Tranquilas sois Súper Mamis, podéis con todo, y además estáis acompañadas de lo más bonito de vuestra vida, vuestro bebé.

Y el primer consejo de ¡todos!

 

¡ENTRENA! Durante el embarazo e incluso entrena previamente al embarazo.

El embarazo es un estado temporal de la mujer, no es patología, no es enfermedad, no es nada de eso. Debe ser activo, un entrenamiento guiado por un profesional de la actividad física y la salud, mejorará tanto el momento del parto como la recuperación del mismo.

Y si tienes claro qué quieres ser mamá, prepárate para ello. Programa tu Suelo Pélvico y Transverso, fortalece tu espalda, aprende a moverte y potencia la musculatura de tu cadera.

 

PONTE EN MANOS DE PROFESIONALES DE LA ACTIVIDAD FÍSICA Y LA SALUD.

¡No te la juegues! Yo siempre digo que si tengo que dejar en manos de otra persona mi salud, y sabiendo que ésta relacionada íntimamente con la felicidad, le preguntó hasta el grupo sanguíneo para contrastar que es buen profesional.

Al postparto se le relaciona diferentes aspectos (comentados anteriormente en la casuística) que nos pueden generar patologías. Es muy importante estar acompañado de entrenadores personales cualificados que atiendan las características de la mama e individualicen el ejercicio.

 

STOP & GO: EVALUACIÓN Y ENTRENA.

Previamente al inicio de la actividad física tenemos que evaluar la barriguita de la Súper Mami. Evaluaremos la competencia abdominal, la competencia de Suelo Pélvico, Evaluación de diástasis abdominal y diafragma.

Según estas evaluaciones iniciaremos el entrenamiento evitando en todo momento acentuar la presión intraabdominal, controlando Suelo Pélvico y readaptando la postura corporal que nos ayudará a mejorar nuestra reprogramación de la faja lumbo-abdominal.

 

ESTIRA Y ENTRENA FUERZA.

Vais a pasar mucho tiempo con el niño en brazos, os toca estirar pectoral, deltoides y cuello.

Por otro lado, para evitar estas descompensaciones, entrenaremos espalda, glúteo y brazos.

Y por supuesto entrena tu core, pero ojo Don´t Crunch nos genera más presión abdominal. Ejercicios como hipopresivos, ejercicios de Kegel, hollowing, Curl-up adaptado o en niveles más avanzados del postparto Bracing adaptado son muy buenas opciones para tu recuperación abdominal.

Una forma muy divertida para entrenar fuerza es con el bebé, pero para ello tenemos que saber movernos bien primero.

APRENDE A MOVERTE CON EL BEBÉ.

Y si ya nos costaba saber movernos sin bebé ahora nos toca aprender de nuevo. Entrena para saber coger al bebé de forma más saludable, para empujar al carrito, para agacharte con él, etc. Podríamos llamar a este tipo de Ejercicio, Entrenamiento Funcional Súper Mami.

 

SONRISAS Y PACIENCIA.

No te agobies y sonríe, poquito a poco, vuelve tu maratón hacia la recuperación, disfruta de ella. Escoge un momento del día para ti, desconecta, relájate y recarga energía para el resto del día.

 

ACTIVIDAD FÍSICA SUPER MAMI ACOMPAÑADA DE UNA ALIMENTACIÓN EQUILIBRADA.

¡No hagáis locuras! Nos ponemos en manos de un nutricionista cualificado que nos guíe nuestra alimentación en conexión con nuestro entrenamiento y la recuperación está asegurada.

 

Bueno Súper Mamis, esto ha sido todo por hoy, espero que haya sido ameno y poder haber ayudado un poquito en esta etapa tan bonita de vuestra vida.

Si necesitáis cualquier ayuda, ya sabéis contactad con nosotros y estaremos encantados de aportar nuestro granito de arena.

 

Miguel Cobo, Entrenador Personal DTV

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entrada anterior
Cartas a la Reflexión: El bueno, el mono y el malo
Entrada siguiente
¿Cómo cuidar los labios en verano?
Menú